Impacto Ambiental

No es un misterio que en Venezuela se está desarrollado un ecocidio, gracias a la deforestación por la extracción de oro, o la tala de árboles para colocar sembradíos de plátano y ganadería, los pocos elementos que crean seguridad a quienes producen en el país.

Con la creación de viveros y la siembra que brinda el árbol de la nuez de barinas, mejor conocido como Caryodendron orinocense Karst, buscamos revertir en un futuro este efecto, habiendo logrado ya, en menos de dos años, la siembra de 1000 árboles de Cacay, gracias al apoyo de granjeros independientes en la creación de nuestros programas, mitigando el efecto invernadero y generando grandes cantidades de oxígeno.

Impacto Social

Con el árbol de Cacay brindamos un mejor sustento a estos granjeros que necesitan mantenerse todos los meses, que además de cosechar otros productos, ahora observan los beneficios del Cacay, una planta que da frutos rápidamente y que permite a estos granjeros sembrar parte del terreno que habían destinado a la ganadería o siembra de plátano. 

Con solo un año de producción, ya se han podido ver beneficiadas cincuenta familias, que han podido mejorar su calidad de vida, invirtiendo en sus hogares, en sus hijos, o en sus siembras.